Internet de las cosas IV. Personas

  1. iot 4. personas port

Internet of Things. Personas

Al final (y al principio), las personas. El empleado ampliado.

Terminando la serie (I, II y III) de posts que hemos dedicado a algunas facetas de Internet de las cosas en las tendencias para 2015, queremos dejar alguna breve reflexión sobre el que creemos será uno de los mayores retos para las empresas que comiencen a utilizar soluciones de IoT: la transformación de su plantilla.

Las tecnologías, en el ámbito de las empresas están siempre (o deben estar) supeditadas a generar productos o servicios nuevos o mejorados que aporten valor a los clientes. En la nueva oleada de tecnologías digitales, incluyendo big data, cloud, nuevos avances en análisis, sensores, nuevos displays de información, etc…, es fácil caer en la tentación de perseguir el último grito, la última invención. No obstante, el reto fundamental es conseguir, a partir de la integración de esas tecnologías con el núcleo del negocio de la compañía, resultados y soluciones que mejoren tanto los procesos internos como los productos y servicios comercializables.

Dentro del mundo consumer, Internet de las Cosas está más presente que en ningún sitio en los wearables que interactúan fundamentalmente con los móviles de los consumidores monitoreando sobre todo su actividad física, aunque también hay algunas otras aplicaciones que están creciendo rápidamente, como el mundo de la domótica o los tags de geoposicionamiento de objetos (coches, llaves, maletines, ordenadores, …)

En el entorno empresarial probablemente el uso primario que se le den a las soluciones de Internet de las Cosas en los próximos meses o pocos años será el de ampliar las capacidades de los trabajadores en el ámbito de operaciones. En las sinergias creadas entre wearables, sensores, actuadores, nubes públicas y privadas, análisis de datos en tiempo real, etc… nos podemos imaginar un operario del futuro capaz de tomar decisiones productivas con más y mejor información, modificar flujos de trabajo en tiempo real, conectar directamente con proveedores y gestores de calidad y, en fin, mayor capacidad y responsabilidad. En muchas partes lo llaman inteligencia ampliada.

Rutas de almacén sobrepuestas en gafas de realidad aumentada, gestión remota de procesos de fabricación y calidad, gestión inmediata de inventarios, control de incidencias, visión en tiempo real de las condiciones de fabricación. Un número creciente de interacciones humanas con los procesos y sistemas de operaciones de planta y logística se pueden realizar de manera más continua y automatizada.

 

La formación y la transformación, esenciales para el éxito.

Estos avances pueden tener consecuencias aparentemente negativas, ya que las organizaciones e individuos que no estén preparados para trabajar de esta manera pueden verse perjudicados. Sin embargo constituyen, bien entendidos, una oportunidad de oro para mejorar el nivel de los trabajadores y desarrollar una plantilla con capacidades muy valiosas. La formación de los empleados y la redefinición de multitud de puestos de trabajo así como su nueva integración en la estructura organizativa serán cruciales para aprovechar esta oportunidad sin quedar paralizados por las implicaciones en el lugar de trabajo.

Al igual que en el diseño de servicios y productos el cliente tiene que ser el centro del desarrollo y comenzar a trabajar desde su perspectiva, en las soluciones de inteligencia y capacidad ampliada el diseño debe comenzar por el usuario: en el caso de soluciones de plantas industriales, en el operario.

  • ¿Cuál es el itinerario previsto para las operaciones en su organización para los próximos 3-5 años?
  • ¿Qué grado de automatización existente hay en las operaciones?
  • ¿Qué estrategia de desarrollo de personas hay implantada o en implantación?
  • ¿Existen en la organización las capacidades de formación necesarias para transformar y apoyar a los empleados en sus nuevas tareas?
  • ¿Hay inventarios de procesos gestionados por trabajadores que se beneficiarían de una mayor automatización o una mayor dotación de datos?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *