Resultados digitales personales (I): de la herramienta al resultado

  1. nike+
  2. ArduinoUno_r2_front450px
  3. resultados digitales port

resultados digitales port

Como adelantamos en nuestro anterior post, vamos a ir publicando nuestra percepción de qué tendencias tecnológicas van a tener un protagonismo más significativo durante los próximos meses y años.

En este post escribimos sobre cómo cada vez más, están disponibles en el mercado resultados directos para el usuario. Por encima de herramientas tecnológicas que el usuario empleaba para conseguir esos resultados (por ejemplo, una hoja de Excel para hacerse un planning financiero personal) están crecientemente disponibles los propios resultados (aplicaciones conectadas a las cuentas del banco que segmentan gastos, calculan proyecciones y despliegan todo un panel de control personalizado de las finanzas, incluso conectado con otras cuentas bancarias de otros bancos). Es la evolución de la herramienta al resultado.

El salto al mundo físico

Cada vez estamos más acostumbrados a refinar o personalizar menos los productos electrónicos que recibimos, cada vez más nuestro entorno digital es único: nos llegan al correo las ofertas que nos interesan, los titulares de las noticias de los temas que nos son relevantes, vemos los anuncios de los productos que más nos atraen o que compramos con más frecuencia, incluso los resultados de nuestras búsquedas en Google están personalizados. Cada vez más, cada persona ve su propia Internet.

Lo que el consumidor está acostumbrándose a recibir son productos digitales a los que prácticamente no tenga que añadir más que su nombre y una información de perfil. Desde hace años, en la web, esta información junto con cookies y otros instrumentos de seguimiento de la navegación hacen posibles algoritmos de recomendación más potentes y con una mayor exactitud y conversión. El salto cualitativo es que de manera creciente, esta personalización y esta obtención de resultados directos se está trasladando al mundo analógico, a lo físico.

Pongamos por ejemplo los wearables de running: es raro ver en los parques a gente corriendo sin algún tipo de gadget en el brazo, en la zapatilla, en la muñeca, alrededor del tórax… estos objetos físicos se encargan de recopilar multiples datos de la carrera y tratarlos para, entre otras cosas, posicionar al corredor en una competición virtual, asistirle en un objetivo programado, recomendarle una dieta determinada y, por supuesto, recomendarle zapatillas, ropa, y otros accesorios que puede comprar a pocos clicks. Es el salto entre el podómetro y un entrenador personal/dietista/personal shopper. Como decíamos el salto entre la herramienta y el resultado.

nike+ imagen

Nike+: hardware, software y analítica para una gestión total de la experiencia del atletismo

Una de las causas de la aceleración de este salto al mundo físico es el abaratamiento del hardware. Si hasta hace poco la experimentación tecnológica más low cost era la realizada con software, y por tanto las startups tecnológicas eran muy mayoritariamente de software, ahora mismo las plataformas de open hardware, la posibilidad de compra de componentes y equipos por una fracción del precio de hace diez años, facilitan la innovación con hardware fuera de las fronteras de grandes empresas o centros de investigación.

ArduinoUno_r2_front450px

Arduino Uno, de Arduino, la plataforma de Open Hardware más popular.

La otra palanca fundamental para este avance es el marketing digital y su gran desarrollo analítico, que merece tratarse en otro post que publicaremos dentro de poco.

 

Una venta/distribución integrada

Estos resultados digitales tienen componentes que actúan en varios ámbitos (el software, el hardware, las APIs de conexión y los protocolos…), por lo que la confección del producto o servicio y su distribución a clientes necesita de una cierta transversalidad que permita:

  1. La integración de distintas líneas de productos “básicos” de una misma compañía, o bien
  1. La integración de distintos productos y servicios de distintas compañías.

Dentro del primer caso tenemos a Nike con su plataforma Nike+ desde donde se accede a los gadgets, a las aplicaciones, al mundo web social y a la tienda online y también a Honeywell, con wifithermostat (otro ejemplo: del termostato a la casa climatizada. De la herramienta al resultado).

Dentro del segundo caso, la página de Apple es un ejemplo arquetípico donde se vende el hardware y software propios de Apple y se accede a software de otros (AppStore) y contenidos digitales (iTunes Store) de otros que aportan ingresos significativos para el dueño de la plataforma. En ambos casos se trata de dominar, bien sea por propiedad bien sea por liderazgo una parcela entera de la vida del cliente (bienestar y salud, confort en interiores, vida digital).

Una palabra para el mundo B2B. El marketplace de SAP HANA es un ejemplo de plataforma cross-industry con productos propios y desarrollados por otros para servir a clientes del líder de la plataforma, SAP, y crear oportunidades inéditas antes de cross selling y upselling.

Es previsible que la necesidad de estandarización de las comunicaciones entre usuarios, gadgets y computadores posiblemente producirán “constelaciones” de empresas parecidas a las que se han visto ya en videocasette (VHS vs Betamax), post-DVD (BlueRay vs HD DVD) o sistemas operativos móviles (iOS vs Android).

 

Empezar a definir los casos de negocio

Lo que parece claro es que no hay razones para esperar a que se establezcan los estándares para comenzar a explorar las posibilidades. Las empresas capaces de diseñar e integrar resultados relevantes para sus clientes tendrán una posición privilegiada para definir los ecosistemas de desarrollo y distribución de otros productos y servicios, consiguiendo una visión de su mercado incomparable a la que tendría como proveedor de una única herramienta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *